Cómo escribir un guión - Modelo problema-solución


Éste es un método que también parte de la estructura clásica. Es muy parecido, ideal para ayudar a los principiantes a arrancar sus primeras historias. Se trata del modelo problema-solución.

Partimos de que surge un problema al que el protagonista tendrá que dar solución a través de la historia. Lo importante de este modelo es entender qué intensidad se le puede dar a la historia en cada momento en un caso estándar.


Problema - La calma del inicio se rompe tras plantearse la cuestión que dará pie a toda la historia.  No tiene por qué revelar el verdadero objetivo de la historia, pero si que es un acontecimiento que invita al protagonista a vivir la historia y al lector a leerla. En una sinopsis comercial de tu guión deberías contar hasta aquí.
Ejemplo 1. Akira es un adolescente tímido cuya vida es aburrida, pero un día, llega una alumna nueva que hará de su vida un caos. Ejemplo 2. Naru es una estudiante de karate que entrena en el dojo de su padre; un mal día, un villano, antiguo rival, irrumpe para darle una paliza al padre y...
Nudo - Durante el transcurso de la historia es comprensible que la intensidad se reduzca. Los lectores consumen mejor la historia con altibajos, porque se entiende que uno no puede seguir una intensidad máxima durante demasiado tiempo.
Ejemplo 1. La nueva chica es extrovertida y convence a Akira para salir con ella en varias ocasiones; aunque se gustan, sus diferentes personalidades acaban chocando y se distancian... Ejemplo 2. Naru sigue el rastro del agresor de su padre y va resolviendo pistas que le conducen hasta él...
Solución - Cuando el objetivo de la historia está llegando a culminarse, la intensidad debería estar en su punto más alto. El lector tiene que saber que el desenlace ha comenzado. Cuando se resuelve la situación, la historia se va relajando hasta terminar.
Ejemplo 1. Cuando parecía que la chica nueva iba a abandonar la ciudad, Akira vence su timidez confesando sus sentimientos, se besan y acaban juntos. Ejemplo 2. Naru lucha contra el agresor de su padre y le vence, demostrando que las nuevas generaciones son más fuertes que las anteriores, pero no le hace daño, porque también es más compasiva... restaura el honor de su dojo y se convierte en la nueva dueña; todos son felices.

¿Por qué en "montaña rusa"?

Se ha realizado una propuesta que tiene altibajos porque es común, suele dar buenos resultados. Todas las normas se pueden romper o seguir, y se pueden alterar de mil formas. Aquí hay algunos ejemplos más de este modelo cambiando la intensidad de las partes.


Intensidad descendente. Si la parte más intensa de la historia es el comienzo, es posible que el lector quede insatisfecho pensando que desde ese momento de intensidad la historia no ha servido para nada. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Has visto alguna historia que te ha enganchado al comienzo y te ha acabado aburriendo?



Intensidad ascendente. En ciertas historias puede dar buen resultado ir subiendo y no bajar la intensidad hasta el final, aunque no es sencillo. Si sale bien, el lector podría vivir un frenético viaje en tren que acelera cada vez más y salir muy satisfecho. Si sale mal, el lector puede quedar con un buen sabor de boca, pero tener la sensación de que la historia ha tardado mucho en arrancar.



Conclusiones

Piensa en cómo quieres que se reparta la intensidad en tu historia y eso te ayudará a desarrollar mejor cada una de las partes.

9 comentarios:

  1. Oye, Jesulink, ¿a tí las series más populares de la Shōnen Jump como Naruto o One Piece, que tipo de intensidad te parece que siguen? ¿La ascendente o la descendente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que estas historias tienen tanta duración que es bastante díficil juzgarlas... No sé que opinión tendrá JesulinK, pero tanto una serie como otra si te fijas, tan solo las primeras páginas tienen un subidón de adrenalina que te hace quedar enganchado en la tele.

      Naruto empieza con casi la destrucción de toda una villa por parte del zorro de nueve colas con un gran poder que queda oculto en un bebé. Eso solo en las primeras 5 páginas que te quedas... Woooww... Luego la intensidad baja mucho, pero empieza el humor que te mantiene allí.

      Por otra parte One Piece empieza de forma típica pero a las pocas páginas aparece un personaje fuera de todo esquema típico que sale de un barril. Sorpresa es igual a gancho para seguir la historia.

      Vaya... asi es como yo lo veo... xD

      Es como con Gokuh cazando peces con su cola o recibir un pistolazo de parte de una chica con minifalda y levantarse con un bastón que le va subiendo la minfalda. Llamar la atención al principio de la historia es básico para mantener al lector atento.

      Lo dificil es mantener ese nivel de atención durante el resto de la historia.

      Eliminar
    2. Yo! Yo quiero opinar tambien! Sobre One piece, porque es lo que leo, Creo que el manga en general tiene una estructura ascendente a lo largo de la historia y cada vez es mas epico, pero a la vez cada saga tiene una estructura diferente. Hay sagas muy intensas,y despues siempre hay un capitulo entero dedicado a fiestas y objetivos nuevos.

      Eliminar
    3. En mi opinión:

      Dragonball: Primer modelo. Normalmente casa saga presenta a un nuevo enemigo que causa muchos problemas, después los protagonistas se preparan para vencerlo. Al principio en la presentación del enemigo y su poder hay mucha tensión, después la cosa baja en el nudo y alcanza su cima en los comabtes finales.

      One Piece: Ascendente. Generalmente llegan a una nueva isla y la tensión está muy baja en comparación con el final de la saga. La intensidad va creciendo (y muy despacio además) hasta que alcanza su punto máximo en los combates finales.

      Naruto: El tamaño de las sagas es irregular, pero suele ser ascendente. Normalmente antes de comenzar una misión no se tiene mucha información real de los peligros que aguarda, sino que aparecen de repente. Pero de todos modos, Naruto es una serie irregular en este sentido.

      Eliminar
  2. Una serie extensa normalmente cuenta con lo que son subtramas, mientras el problema/nudo principal aumenta paulatinamente, para no agobiar al lector con una solución que tarda en llegar se hacen tramas secundarias, montañas dentro de la montaña, por ejemplo la misión principal es ir a por el objeto místico random de turno, surante esa búsquedas los personajes pueden pelearse entre sí, tener pareja, romper con ella, aprender algo nuevo...


    El ritmo descendiente no es nada recomendable, es como empezar la comida por el postre y la tarta y pretender comerte el pure de verduras después. El que sólo asciente puede suncionar en historias cortas, cada vez más y más y más tensión hasta la explosión final, hay que saber hacerlo bien por otro lado. En historias largas no funciona bien porque tensas mucho y no llegas a la solución y todo el tiempo que tarda en llegar infla mucho las expectativas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lost es un buen ejemplo de ritmo constantemente ascendente y tuvo un éxito brutal. (Por otro lado después de no sé cuantas temporadas el listón estaba tan alto, que cualquier final sabría a poco.. xD).

      Y un ritmo descendiente por otra parte es lo que dices... es una estafa para al lector en la mayoría de los casos.

      Eliminar
    2. Precisamente, contemos los fans disgustados sobre el final de Lost, nos salen unos cuantos XD
      Haré una gráfica, a más espera, más expectativa
      /
      /
      /
      /
      /
      /

      (Espero que se vea la "súper gráfica" porque si no el mensaje quedará hecho un churro XD)

      Eliminar
  3. alguien me podria decir ¿cual es la mejor escala para un one-shot de 30 paginas? es la primera ves que voy a hacer uno y quiero saber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para una historia corta recomiendo ascendente.

      Eliminar

# No escribas algo que no esté relacionado con la noticia
# Expresa tus opiniones, pero de forma educada y respetuosa
# Escribe correctamente para que todos puedan entenderte