La fama y los webcómics


¡Hola a todos!

Hoy toca una entrada larga y de tipo más bien reflexivo, así que si queréis leerla hasta el final, id a buscar una taza de café. (Era broma. Id a por dos). ¡Comencemos!

La fama es lo mismo que ser conocidos, nosotros y/o nuestro trabajo.
Buena fama, mala fama… algunas campañas publicitarias nacen de la idea de que da igual que se hable bien o mal, que la cuestión es que se hable. En todo caso, tener buena o mala fama depende sobre todo de nosotros y nuestro trabajo, pero de lo que yo quiero hablar no es de la fama como reputación, sino  de la fama como popularidad, la cual ya no depende tanto de nosotros como de otros factores.

Para empezar, ante esa fama hay diversas actitudes personales que se pueden condensar en tres:

  • Están aquellos que ven la fama como un fin, y tratarán de que todo el mundo les conozca, sin importar cómo ni por qué. Me atrevería a decir que es la más infantil de las actitudes, ya que la fama como tal es un objetivo efímero y que si bien a algunos les puede dar satisfacción sentirse queridos o al menos conocidos por una gran multitud, no deja de ser una inconsistencia. ¿No os recuerda esto a los famosillos de los realities? (XD)

  • Luego están aquellos que ven la fama como un medio para alcanzar un fin mayor. En los webcómics este sería el caso de aquel que publica en principio porque es lo que le gusta y disfruta con ello, pero no rechaza ir consiguiendo algo de fama para que su webcómic sea leído por más gente y llegue los más lejos posible. Esta es una buena actitud, siempre y cuando no caigas en el típico cuento de la lechera (“¡Ya lo tengo! Conseguiré fama, entonces me mandaran un mail para hacerme un entrevista, el responsable de un fanzine leerá esa entrevista, publicaré con ellos, conseguiré más fama y una gran editorial se interesará por mí. ¡Es el plan perfecto!”) Es mejor no hacer planes, porque no podemos controlarlo todo. Hay muchos más factores, como la suerte. Por eso, a veces es mejor no obsesionarse con los medios ni los fines, seguir trabajando, disfrutar, y observar tranquilamente a donde nos dirigen los acontecimientos, sin tratar de forzarlos.

  • Por último, los menos, son los que rechazan cualquier tipo de fama, creyendo en la romántica y utópica idea de trabajar por amor al arte, sin esperar nada a cambio. Esta última me parece una postura bastante respetable y la menos desinteresada de todas, pero si quieres vivir de ello… es poco realista.

Mi opinión al respecto es que debemos trabajar inspirados por ese amor a crear, ya que sin él, nuestras obras carecerían de sentido y serían simples productos. Pero creo también, que si aspiras a otros objetivos, (a parte de desarrollarte en un ámbito y pasártelo bien) como por ejemplo, publicar en formato papel, debes también moverte por el mundillo, participar en foros, comentar, buscar sitios dedicados al manga, conocer gente con los mismos intereses… es decir, si quieres que tu trabajo sea conocido, muéstralo. No hay un método infalible para triunfar y que todo el mundo lea tu manga, pero si es lo que quieres, tienes a tu disposición más herramientas de las que crees: usa Internet, lee libros sobre marketing o publicidad, sé creativo…

Parece sencillo, pero hay muchas variables. Por ejemplo, la calidad (ya sea de dibujo, de guión o de ambos aspectos) y la notoriedad de un webcómic no tienen por qué ir unidas. Una obra artísticamente muy buena y con un guión extraordinario, podría no ser muy popular, pero darse el caso de un trabajo que no destaque por el aspecto artístico y que sin embargo le llega a una gran mayoría. Este es otro punto interesente. ¿Qué le gusta al público? ¿Por qué? ¿Estaríamos dispuestos a hacer algo que no nos guste por agradar a los demás? ¿O al contrario, podríamos hacer que una obra en principio condenada a una minoría (por su temática… etc) llegue a muchas más personas?

Además encontramos la fama “buscada” y la fama “sorpresa”. Es decir, el primer tipo corresponde con alguien que sabe lo que quiere y para qué, y por tanto hará todo lo posible para obtenerla. Evidentemente, si falla, se frustrará más que el segundo tipo, al que la fama le llega sin buscarla necesariamente, de una forma aparentemente fácil. ¿De qué depende? Pues volvemos al párrafo anterior… depende de su trabajo, su obra o aquello que se ha hecho famoso. En el caso del primero, tal vez no consiga hacer de su obra un cómic conocido,  pese a todo el esfuerzo. Entonces ¿Era una obra destinada a no triunfar? ¿Por qué? ¿Si hubiera sido hecha en otra época o lugar hubiera sido diferente? ¿Se equivocó en la manera de buscar popularidad?

En definitiva, cuanto más sepamos de todo, mejor, ya que el trabajo de mangaka tiene muchas variables: guión, dibujo, temática, estilo... Y a eso hay que añadirle, que la gran mayoría (yo diría que casi todos, si no todos) de webcomiqueros trabajan de forma independiente. Es decir, no tienen una empresa o un editor detrás de ellos. Por tanto, no sólo tenemos que saber sobre crear manga, si no también sobre vender manga (es decir, el resto del proceso), y eso incluye la maquetación, derechos de autor…etc y cómo no, sobre cómo publicitarnos y darnos a conocer.

Me gustaría terminar recordando que tampoco es necesario obsesionarse con ello. Si tu trabajo es bueno, sería raro que con tiempo y esfuerzo no consiguieras tus objetivos. Hay muchos caminos para llegar a una misma meta. No penséis que la fama rápida es el camino rápido. Lo primero que debéis buscar es mejorar como autores, luego debería venir todo lo demás.

Siento si esta entrada ha sido demasiado larga, pero la verdad es que este tema se podría extender mucho más, aunque tampoco soy quién para entrar en detalles (XD). Probablemente habrá cosas con las que no estéis de acuerdo, ya que casi todo lo he extraído de mi (corta) experiencia y observación. Os animo a aprender más sobre el tema de publicidad, fama y popularidad por vosotros mismos, ya que os puede ser muy útil.

¡Un abrazo y nos vemos en la siguiente entrada!

8 comentarios:

  1. Una entrada muy reflexiva, sí. Por nuestra parte no se puede decir que tengamos mucha fama, aunque es cierto que no la hemos buscado. No nos hemos publicitado mucho y en definitiva, por ahora, no buscamos algo más hallá de el de hacer cómics por que nos gusta.

    Tampoco tenemos nivel para aspirar a algo mayor XD

    ResponderEliminar
  2. "Me gustaría terminar recordando que tampoco es necesario obsesionarse con ello. (...) No penséis que la fama rápida es el camino rápido. Lo primero que debéis buscar es mejorar como autores, luego debería venir todo lo demás."

    Estoy tan de acuerdo con esto y con tantas otras cosas que voy a zarandear la pantalla hasta que no me sienta los brazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zoe pls.

      No, pero tiene tooooooooooooda la razón :3

      Eliminar
  3. Yo una vez tuve una experiencia con lo que tu llamas "fama sorpresa", con un Fan fic que escribí que tuvo una cantidad enorme de lectores (Es más, me llegaban personas que me decían que lo imprimian y todo su curso del colegio los leía, hasta hubo un cosplay de él ¡Y fan fics de mi fan fic!). Pero cuando entre a la universidad, me enfrente a grandes presiones de la vida y agregandole a los fans que me pedian continuar el fan fic, llegue a un "ya basta" y no lo seguí. Es más, un par de años después empece con mi manga y no seguí ese fan fic (y eso que hay gente que todavía me pide que lo continue).

    ¿Por qué? Simplemente porque me di cuenta que no me gustaba escribir, parece estúpido después de años (Escribí como 7 años fan fics), pero algo que empece como "para ayudar a mi hermana con su página de fan fics" termino siendo una de las experiencias más fuertes de mi vida. Por eso, a todos los que quieren tener fama o ser conocido, deben tener en su mente que en el ámbito con que lo hagan les debe gustar y si realmente estan listos para manejar la fama. Yo no estaba lista con ese fan fic y nunca me di cuenta de lo que había hasta muy al final de este.

    Quizá también a mi me afecto un poco la inmadurez y la presión de entrar a una carrera academicamente complicada, pero cada caso es distinto. Tampoco es que hubiera tenido una gran fama, pero lo suficiente como para no poder contar bien la cantidad de lectores que tuve.

    Por eso siempre digo, la piedra angular de todo es que te guste lo que haces y eso es algo más difícil de saber de lo que algunos creen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y dónde se puede leer ese fan fic, Minaya? Me ha entrado curiosidad ;-)

      Eliminar
    2. Te dejo el enlace
      http://www.fanfiction.net/s/1189466/1/Nintendo_School

      Lo que si, te advierto que la gramatica y la ortografía no es del todo buena (empece esta historia cuando tenía 14 años, aunque no exactamente en fan fiction.net), ni hablar que tiene emoticones el escrito y esas cosas. Pero si te gusta Nintendo y eres de los clásicos, puede que te agrade xD.

      Eliminar
    3. Gracias, Minaya. Y sí, hay bastantes faltas de ortógrafía XD. Lo de los emoticonos me ha matado XDD

      Eliminar
  4. me ha encantado este tema porque es cierto una obra maestro no necesariamente es famosa lo que habría que considerar al publico ya que mientras mas lo analizamos mas podremos entrar en su mente y saber que le gustaria

    ResponderEliminar

# No escribas algo que no esté relacionado con la noticia
# Expresa tus opiniones, pero de forma educada y respetuosa
# Escribe correctamente para que todos puedan entenderte