Dar alma a nuestros dibujos

¡Hola a todos!
La entrada de hoy es más bien una reflexión y no un tutorial, ya que voy a hablar de algo que es muy muy muy abstracto (XP), en lo que no todo el mundo tiene por qué creer y cuya aplicación en la práctica es bastante inconcreta. Es decir, no hay ningún método escrito, al igual que no hay ningún método escrito para respirar, dormir o comer.
Y sobre lo que voy a hablar es sobre dar alma a nuestros dibujos.

En japonés existe el concepto de “kokyu”, que se suele traducir como “respirar” o dentro del contexto de las artes marciales “respirar con”. Pero también tiene un significado más profundo, que sería algo así como dar alma a las cosas y a nuestros actos. (En realidad, la cultura japonesa tiene toda una teoría para esto, pero allí ya entran cosas demasiado abstractas, como el ki, el control de energía y similares, así que allí ya no me meto XD) Así pues, se trata de expresar nuestro yo interior y plasmarlo en la materia tangible, en aquello que se puede ver. Seguramente habrás oído la expresión “me he dejado el alma en este trabajo/libro/disco/manga…etc.” Pues de eso se trata.

Esto es algo que no aparece en ningún manual de dibujo, y es que de hecho, no tiene nada que ver con dibujar “bien” o “mal”, porque para empezar, ¿qué es eso de dibujar “bien” o “mal”? ¿Podemos decir que un dibujo con proporciones irreales es un “mal” dibujo? ¿O que un dibujo tan realista que parece una foto es un “buen” dibujo?


Por ejemplo, estas dos caligrafías representan el mismo ideograma, pero ¿a que son muy diferentes? Mientras la primera tiene un trazo más tranquilo y convencional, la segunda transmite más fuerza y es más “salvaje”. Pero aun así... ambas son bonitas, y lo más importante, ambas transmiten una misma idea (el kanji de “hoja” en este caso).

Para esto no se puede hacer ningún tutorial con pasos a seguir, (y menos yo que soy una renacuajo-dibujante XD) Simplemente cuando dibujes, sólo trata de ser consciente del instante, del momento, y dibuja siguiendo tu propio ritmo. Debemos dejar nuestra propia alma en cada trazo para que los dibujos puedan tener la suya.

Esto, en mi opinión, se nota mucho en las posturas de los personajes y la naturalidad que tienen. Cuando las cosas tienen naturalidad, es porque salen de tu “yo” profundo, y no de una mente racional y rígida que piensa demasiado antes de actuar. Un dibujo puede estar muy bien técnicamente pero no tener esa naturalidad. ¿Crees que la caligrafía de la derecha se hizo pensando con antelación cómo debía ser cada trazo? Evidentemente, luego hay que encontrar un equilibrio entre la técnica y el sentimiento.

¡Eso es todo! Este es un tema bastante subjetivo, pero espero haberlo tratado lo mejor posible.
¿Vosotros que pensáis? ¿Podemos expresar nuestro “yo” en los dibujos? ¿Influye eso en el resultado final? ¡Espero que esta reflexión os de al menos os de algo que pensar y que no os haya dormido demasiado! ¡Un abrazo!

9 comentarios:

  1. Mmmmm....tienes razon pero crwo que la naturalidad en los dibujos lo da los años de practica. Mira por ejemplo tu letra de parbulos y la de ahora sin duda es mejor la de ahora(si no es asi me tiras la teoria XD) eso es por que llevas una vida escribiendo. Supongo que dibujando es lo mismo

    ResponderEliminar
  2. Uh, qué... místico, ¿no? No sé, yo no lo veo así ni por asomo. Para hacer el guión o crear esos personajes todavía, tienes que poner algo de ti en ellos, tienes que pensar una historia que te guste, y para que te guste no puede ser algo genérico. Si es algo genérico, no le coges cariño.

    ¿Pero a la hora de dibujar? Lo que más importa es saber dibujarlo bien, hacerle llegar a los lectores lo que quieres hacerles llegar, y si dibujas mal, por mucho cariño que le pongas, se va a entender menos.

    Obviamente si tienes ganas de dibujar una idea, una historia, le vas a dedicar más esfuerzo y no te vas a conformar con algo mediocre, pero si uno no da más, no da más. Para eso lo único que hay que hacer es practicar y esforzarse.

    ResponderEliminar
  3. Pues lo cierto es que... tiene sentido. El problema es que, como mencionas, es muy abstracto, pero yo lo he entendido como que tenemos que hacer cada trazo desde lo más hondo de nosotros.

    Yo creo que no estoy capacitado para eso, xD pero espero estarlo algún día. De momento, doy todo lo que tengo y me duelen los omóplatos. *choque de talones en el aire*

    Me gustan este tipo de tutoriales, que inviten a la reflexión. Me recuerdan a los tutoriales que ponía fireduende en el taller de Jesulink.com.

    ResponderEliminar
  4. Jaja, te has atrevido a tocas un tema difícil en realidad que no muchos dibujantes dominan. En el dibujo y más especialmente en lo que es diseño se puede usar simbologías o formas de representar gráficamente ciertas ideas. Por decirte, lo que hace ver más salvaje una de las imágenes que otra es que el trazo es más rápido y tiene esas terminaciones sucias.

    Además de eso, hay que recordar que tener un estilo propio, sea en trazo o en forma de dibujar en general se necesita tiempo, practica y constancia. Pero como bien leí en un texto, cualquier cosa necesita una mente fría y un corazón ardiente, es decir, hay que preocuparse de la técnica y nunca olvidarse del alma, igual, dibujamos porque nos gusta ¿no? =3

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo con esta postura y de hecho, la defiendo siempre.

    Cuando uno intenta imitar o se obsesiona con obtener cierto resultado tiende a volverse demasiado técnico y eso hace que su arte quede estático, rígido, ... y a veces, aunque su técnica sea buena, no transmite energía.

    La clave de transmitir con lo que haces es precisamente ésa, la de dibujar y escribir con la soltura natural que te nazca.

    Creo que lo has explicado estupendamente, aunque creo que esto es más un descubrimiento personal, así que explicado desde fuera puede resultar extraño o incluso incomprensible.

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón en eso de que nadie puede decir que alguien dibuje bien o mal, pero creo que todos estamos de acuerdo que todo radica en que si el dibujo es agradable a la vista o no. Por otro lado, eso de poner el alma a tu dibujo pienso que va directamente relacionado con la experiencia y la práctica a la cual le dedicas al dibujo, pues como esperas plasmar tu alma en algo si no conoces el entorno y las técnicas necesarias para realizarlo. Es como pedirle a un herrero principiante que coloque su alma en una espada, puede que logre una espada mejor de lo esperado pero esta no será ni por si acaso una buena arma.

    ResponderEliminar
  7. No todo es dibujar bien, (aunque es un requisito) pero por ejemplo yo he visto dibujos muy bonitos en mangas amateur pero no tienen esa expresividad ni esa alma para transmitir algo que se sienta real, en lugar de eso algunos se dedican a los tecnicismos y aveces hasta copiar, lo cual crea solo a unos "japoñecos".´

    El dibujante es el que sabe dibujar bien, pero el BUEN dibujante es el que hace algo mas que eso.

    ResponderEliminar
  8. En el dibujo, la cocina, el canto, el baile...etc....el alma es la firma de cada quien, si lo que haces la lleva siempre habra quien la reconozca o distinga y te reconozca y distinga en ella...creo que es de lo que deberiamos preocuparnos a un antes que de las tecnicas mismas...en lo personal es asi como quiero dibujar. Excelente tema el de esta entrada!!

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que por eso se le llama arte, por que esa sensibilidad o energía como querramos llamarle que imprimes en tu dibujo no la encuentras en los libros, manuales o tutoriales, está más alla de los tecnisismos y no se puede aprender. El practicar, leer tutoriales, absorber libros de dibujo son las bases que te harán crecer como dibujante, pero para complementar todo el trabajo se necesita esa habilidad para imprimirle alma a los dibujos y yo creo que es la diferencia entre un "BUEN DIBUJO" y un "GRAN DIBUJO"

    ResponderEliminar

# No escribas algo que no esté relacionado con la noticia
# Expresa tus opiniones, pero de forma educada y respetuosa
# Escribe correctamente para que todos puedan entenderte